Lo que usted no sabía:

Incluso si usted cree que sabe todo lo que hay que saber sobre el colesterol, puede haber algunas sorpresas. Eche un vistazo a estos mitos comunes sobre el colesterol alto; averigüe quién tiene más probabilidades de tenerlo, qué tipos de alimentos pueden causarlo y por qué, a veces, el colesterol no es una mala palabra.

1. Los huevos son peligrosos

Es cierto que los huevos tienen mucho colesterol, más de 200 mg, que es más de dos tercios del límite recomendado por la American Heart Association de 300 mg por día. Pero el colesterol en la dieta no es tan peligroso como se pensaba. Solo parte del colesterol en los alimentos termina como colesterol en el torrente sanguíneo, y si aumenta la ingesta de colesterol en la dieta, su cuerpo lo compensa produciendo menos colesterol. Sin afán de exagerar, comer un huevo o dos  a la semana no es peligroso. De hecho, los huevos son una excelente fuente de proteínas y contienen grasas no saturadas, las llamadas grasas buenas.

.

2. Los niños no pueden tener colesterol alto

La mayoría de las personas piensan que el colesterol alto es un problema estrictamente para las personas de mediana edad. Pero la investigación ha demostrado que la aterosclerosis, el estrechamiento de las arterias que conduce a ataques cardíacos, puede comenzar tan pronto como a los ocho años. En julio de 2008, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) publicó pautas sobre niños y colesterol que recomendaban que los niños con sobrepeso, hipertensión o antecedentes familiares de enfermedades cardíacas se sometan a pruebas de colesterol desde los dos años de edad.

3. La comida es saludable para el corazón si dice «0 mg de colesterol»

La porción de colesterol de la etiqueta nutricional se refiere al colesterol en la dieta, que es solo una de las cosas que se encuentran en los alimentos que pueden hacer que su colesterol se dispare. (¿Un mayor contribuyente al colesterol elevado? Una dieta alta en grasas). También se cree que es la menos importante. Las grasas saturadas (que se encuentran en los alimentos de origen animal y los productos lácteos) y las grasas trans (que se encuentran en los alimentos envasados) parecen tener un impacto mucho mayor en la lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo que causa la aterosclerosis, que el colesterol en la dieta.

5. El colesterol siempre es malo.

Cuando la mayoría de las personas escuchan «colesterol» piensan «malo». Como la mayoría de las cosas en la vida, la realidad es más compleja. El colesterol alto puede ser peligroso, pero el colesterol en sí es esencial para varios procesos corporales, desde aislar las células nerviosas en el cerebro hasta proporcionar estructura para las membranas celulares. Es por eso que su cuerpo produce la sustancia blanca y cerosa (aproximadamente el 75% del colesterol en su sangre es producido por el hígado y las células en otras partes de su cuerpo).

 El papel del colesterol en la enfermedad cardíaca a menudo se malinterpreta. El colesterol es transportado a través del torrente sanguíneo por lipoproteínas de baja y alta densidad (LDL y HDL). El LDL, conocido como colesterol malo, y no el colesterol que transporta per se, es responsable de la aterosclerosis.

5. Tener colesterol alto es el principio del fin.

Totalmente falso. Hay un sin fin de tratamientos y cambios en los hábitos cotidianos que podemos implementar en nuestras vidas para regresar nuestro colesterol a niveles  óptimos. Es importante hablar con nuestro médico especialista al respecto y tomar acción a tiempo para tener una vida saludable.

Hable con nuestros especialistas

Si desea información personalizada, lo invitamos a programar una consulta con nuestros especialistas.

  • Teléfono:
    (55) 55 - 77 - 4354
  • WhatsApp:
    (55) 20 - 81 - 1692

Fuentes del Artículo:

https://www.health.com/health/gallery/0,,20463848,00.html?slide=87927#87927

Traduccion de artículo original 

Nota importante:

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso, sustituye la consulta con su médico. El objetivo de este sitio web no es el de proporcionar consejos médicos ni reemplazar las opiniones y los tratamientos de tu médico de cabecera. Se recomienda a los visitantes de este sitio web que consulten con sus médicos de cabecera u otros profesionales de la salud calificados con respecto al tratamiento de enfermedades. El autor no será responsable de ningún malentendido o mal uso de la información incluida en este sitio web. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial. Mediante la visita recurrente de esta pagina y sus artículos el lector acepta estos términos.